Análisis de la situación económica global, un escenario cada vez más oscuro

Comienza el sexto mes del año y la economía global no sólo continúa en crisis, sino que el escenario se va tornando cada vez más oscuro y complejo. La situación actual en relación a las altas tasas de desempleo estructural, la debilidad de los sistemas financieros y el endeudamiento de los estados, sitúan contra las cuerdas a los países en recesión.

Estados Unidos

Estados Unidos propone una reforma financiera mundial. La primera economía del mundo no quiere desaprovechar la crisis profunda que atraviesa el Viejo Continente y, en un alarde de poder y valentía, propone a Europa una reforma conjunta del sistema financiero.

Mientra Europa sigue abogando por los ajustes que permitan a las economías más damnificadas disminuir sus déficits públicos, la economía de EE.UU. tampoco encuentra el camino para salir de la recesión por sí misma.

En este escenario convulso, Estados Unidos ha optado por proponer una reforma conjunta del sistema financiero como alternativa para sentar bases comunes que permitan a las economías desarrolladas caminar hacia un mismo objetivo y, de esta forma, lograr la consolidación de la recuperación económica.

La FED por su parte, solicitó al G20 una reunión para sentar las bases de la reactivación económica mientras que Corea integrante del G20 informa que la asunción de medidas sólidas es fundamental para que la reactivación se consolide con la interacción de todos los países.

[ad120]

La reunión, fijada para los días 26 y 27 de junio en Canadá tiene como objetivo la implantación de medidas conjuntas que eviten la incursión de las economías en situaciones que han resultado responsables de la actual situación que se vive en torno al debilitamiento de los sistemas financieros y las deudas estatales asumidas.

Sin duda, la idea de Estados Unidos parece óptima, sin embargo no parece viable que – al margen de las voluntades de cada país- los bancos puedan llegar a un consenso único en relación a las operaciones internacionales, así como los instrumentos de control y supervisión del funcionamiento de los distintos sistemas financieros.

Estados Unidos sigue siendo favorable en relación a la reactivación económica si bien considera que el endeudamiento adquirido en Europa es responsable de la ralentización de la misma y admite que la reforma laboral y la reforma del sistema financiero, es fundamental

Europa

En Alemania –que internamente se ve en una profunda crisis política- se preparan para una reforma del sistema fiscal sin la cuál no será posible consolidar la reactivación económica.

Ante este escenario, las alarmas de los mercados se disparan, la desconfianza hace acto de presencia y por primera vez en cuatro años se viven escenarios de descensos del euro pronunciados así como la retirada de valores relacionados con Europa, provocado por los elevados déficits públicos existentes, especialmente el de España.

El euro se hunde y la prima de riesgo de España marca máximos históricos mientras el Ibex 35 pierde la barrea de los 9.000 puntos y EE.UU. se enfrenta a la desconfianza de los inversores por la debilidad de su mercado laboral.

Los datos de desempleo, tanto en Europa como en EE.UU. no calman la inquietud de los inversores en un escenario de agotamiento y desconfianza.

España

Ante esta situación, el gobierno español fija para el 16 de junio  la reforma laboral imprescindible en el momento actual en el que la economía española se sitúa ante un nuevo escenario incierto a tenor del convencimiento de la ineficacia de las medidas del control del gasto y su incidencia en relación a la recuperación económica, que ha derivado en un aumento de inseguridad por parte de los inversores que se alejan de las inversiones en deuda española, situación que afecta a Europa en su conjunto.

Conclusiones, la crisis parece endurecerse

La agenda macroeconómica de esta semana termina con un nuevo viernes negro marcado por la incertidumbre y la inseguridad. Cierto es que la situación parece irreversible y que es el momento de acometer medidas más drásticas que, en lugar de ir en detrimento de la calidad de vida y el poder adquisitivo de una sociedad marcada por el desempleo y el endeudamiento, se concentren en el reestablecimiento del funcionamiento de las economías y la asunción de las pérdidas inherentes a una crisis económica que tardó demasiado tiempo en acometerse y ahora, está pasando factura.

Esta entrada fue publicada en Economia y etiquetada , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>