Dictaduras, dinero y reconquista

¿Por qué?… es sin duda una buena pregunta… por dinero, claro está por qué va a ser si no. Por qué es frecuente escuchar que el problema con el que se encuentra España y, Europa en general, es el acumular elevadas tasas de desempleo y lo que es peor, por qué se quiere hacer creer a la opinión pública que el desempleo se produce por lo rígido del mercado laboral.

Un mercado laboral que parece no querer asumir que la forma tradicional de ganarse la vida pasó a mejor vida, valga el juego de palabras.

La gestación de esta situación

En realidad en España todo pasó a mejor vida. Las políticas económicas y monetarias protectoras de la banca y los empresarios, que se han puesto en marcha desde que se produjo el estallido de la crisis, se fraguaron hace mucho tiempo. Quizá suene aventurado, pero es posible que en los años en los que el país crecía al 3,7% y rozaba el sueño del pleno empleo gracias a una población activa que en su 10% eran inmigrantes, inmersos en una Europa próspera y poderosa, ya se evaluaba qué se haría cuando la gallina se mostrara agotada.

Alguien puede creer que un crecimiento basado en la especulación y en la explotación del suelo a través de la precariedad laboral que permitía el colectivo de inmigrantes que llegaban en masa buscando el “dorado”, no se planteó cómo seguir y qué hacer después.

La situación que es vive en España hoy está totalmente planeada. Hoy, lo que sucede y no solo en España, en la gran mayoría de las economías europeas, en Estados Unidos y en la todo poderosa Asia, es que sobran personas, el pastel se ha quedado pequeño para tantas bocas por alimentar y es absolutamente necesario realizar de una u otra forma algún tipo de control demográfico.

¿Reducción del déficit o control demográfico?

Los recortes en salud, la eliminación de las medida de fomento de la natalidad, la precariedad laboral, la congelación salarial, las alzas en los impuestos, la reducción en inversión, desarrollo e innovación, la eliminación de convenios y acuerdos en materia educativa, todo absolutamente todo, se encamina la pérdida de calidad de vida y con ella, es muy posible que se asista a un escenario en el que a medio plazo se reduzca la esperanza de vida y se haga imprescindible la mutación.

La reconquista de Latinoamérica, un modelo a seguir

Una mutación que en el caso de España está más que gestada, elaborada y fraguada y que tiene las respuestas a la situación actual en la reconquista de Latinoamérica.

Una reconquista que sentó las bases del capitalismo acérrimo llegando a aposentar sus grandes conglomerados y multinacionales bajo un precepto de privatización extrema y sueldos y salarios en condiciones infrahumanas.

La reconquista española en Latinoamérica sirve hoy al gobierno español como brújula para imitar el modelo implantado en el continente donde al más puro estilo de la primera conquista, se privatizan los derechos básicos y fundamentales y se migra hacia una sanidad privada, una educación privada, una protección de la tercera edad privada y una mínima intervención de las arcas estatales circunscritas al lavado de cara y los restos del sistema anterior.

Las claves del desempleo

Lo que parece cierto es que mientras no se aumente el consumo y la demanda, no se creará empleo. Y no es menos cierto que las medidas de austeridad actuales no fomentan en absoluto el correcto funcionamiento de las variables económicas, no es posible pensar que la demanda y la producción se incrementarán si la sociedad pierde cada vez más poder adquisitivo. Europa y España ven como descienden las rentas del trabajo de forma directamente proporcional a como se expanden las rentas procedentes del capital.

Y es que las economías neoliberales no terminan de aceptar que los descensos de la productividad se procuren por el descenso de las rentas del salario, y los descensos de la demanda, por los descensos de la productividad.

Es la rigidez empresarial y el poder máximo del sistema financiero quienes resultan responsables del fracaso estrepitoso de la administración pública, la exigencia de flexibilidad a los trabajadores no tiene sentido en un mundo en el que la productividad no va de la mano con la protección social.

Sectorización e Internet, única esperanza

Lo que parece cierto es que quizá la sectorización de la economía, es decir, pensar que existirán economías  en los que se logrará un nivel elevado de productividad, serán las claves para lograr salir de ésta encrucijada en la que se encuentra España y, en general, todas las políticas neoliberales tan características de la Unión Europa.

Es de esperar que la magnitud de la red, entendiendo por magnitud la expresión máxima de la productividad más eficaz, la que se basa en las cualidades únicas e intrínsecas del ser humano, que se combinan para reactivar el triángulo honestidad, palabra y confianza, sea una de las válvulas de escape para sociedades acorraladas y en manos de un sistema que, aunque caduco, se niega a soltar la silla del poder.

Conclusiones

Por qué… porque, no nos engañemos, el gobierno sigue los preceptos del capital. En España, la reforma laboral se aprueba sin apoyos y por Decreto, pero en éste baile están todos invitados y todos son parte activa, los empresarios que dictan las reglas del juego para seguir ganando dinero a espuertas que, redundará en el gobierno, los sistemas financieros que mantiene los hilos del poder de la financiación de los mercados de capitales y los medios de comunicación, cuya dependencia de la publicidad es de tal magnitud, que resulta más rentable seguir disfrazando la situación actual como una transición y un “no se puede hacer otra cosa”… pero sí, si se puede hacer otra cosa lo que pasa es que no resulta tan rentable.

Las dictaduras, las temidas dictaduras han existido siempre explícita o implícitamente como ahora, los que manejan los hilos de los capitales son quienes dirigen el destino de las sociedades que, atónitas se preguntan una y otra vez por qué… mientras los mercados de capitales, los sistemas financieros y los gobiernos, siguen arañando los restos que quedan del pastel.

Esta entrada fue publicada en General y etiquetada , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Dictaduras, dinero y reconquista

  1. Pingback: Dictaduras, dinero y reconquista

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>