Los cortes eléctricos ya tienen consecuencias en las industrias

El plan de racionamiento eléctrico anunciado la semana pasada en Venezuela está haciendo más profunda la crisis económica que ese país está viviendo al limitar la producción industrial.

Sidor (empresa dedicada a la fabricación de aluminio) anunció a sus empleados que por dos o tres semanas cerrarían la planta debido a la carencia de los productos básicos para la producción debido a que los hornos que deben proveer de ese material fueron cerrados por orden del gobierno venezolano. Se espera que durante esas tres semanas llegue el material importado de Estados Unidos, Brasil, Argentina e incluso Colombia.

Las importaciones de  los países con los que Venezuela no mantiene buenas relaciones serían hechas a través de algún intermediario.

Desde que fue estatizada mediante expropiación a Techint, Sidor disminuyó un 40% su producción y ahora se encuentra en tal situación que los materiales básicos deberán ser adquiridos a Techint. El periódico digital venezolano Tal Cual resume la situación diciendo “Chávez pagó 2 mil millones de dólares por Sidor y ahora tiene que comprarle producción a ellos”.

Pero Sidor no es la única empresa que se ve perjudicada por la medida de ahorro energético, sino que también afectará a tres complejos petroquímicos cuya producción se suspenderá por cierto tiempo, aún no especificado por las autoridades.

Esta entrada fue publicada en Venezuela y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>