Presos políticos, una violación más de derechos humanos

Negociación tras negociación, entre la Iglesia, el gobierno español y el gobierno de Cuba, se promete la liberación de 52 presos condenados a cerca de 30 años de privación de libertad.

La oposición ha ejercido una fuerte presión para lograr la liberación de los presos que se ha consolidado como una de las más férreas vulneraciones de derechos humanos del orden social actual.

El mundo entero ha sido capturado por el fenómeno y tras la aceptación del gobierno cubano que autorizó la liberación de los 52 presos, España también acapara la atención al convertirse el destino de la mayor parte de los ciudadanos que perdieron la libertad por mostrarse contrarios al régimen cubano.

Los presos ya han manifestado su deseo de continuar viviendo en su país y los que no, llegarán a Madrid en busca de un nuevo comienzo en la capital del Reino.

El mundo entero recibe con positivismo esta liberación olvidando que el delito político no es del régimen, sino que se arrastra desde la época de los romanos y se repite en todos los ciclos históricos.

Acción-reacción destinada a derrocar al régimen que ostenta el poder de un país. Los delitos políticos se centran en la defensa de ciertas actuaciones que serán catalogadas como delictivas, no por una acción ilegal o injusta, sino por un atentado contra el poder.

Pero no debemos olvidar que, intentar transformar un régimen no está contemplado como un hecho delictivo y por lo tanto, no se puede considerar una actividad ilegal.

El asesinato, es una actividad delictiva, pero la oposición al régimen en el poder, no es ninguna actividad ilegal y constituye ningún delito.

Por el contrario, son los métodos de protesta que se utilicen los que pueden constituir un hecho delictivo, pero no la exposición abierta del rechazo por ningún régimen, por lo que no puede constituir en sí mismo una razón para privar de libertad a ningún ser humano.

Pilares de la democracia

Diálogo, debate y derechos… son sin duda, los pilares de los sistemas democráticos, es por este motivo que sorprende que aún existan presos políticos en el mundo, ya que esta situación pone de manifiesto la escasa capacidad de aprendizaje y evolución del ser humano.

La falta de memoria histórica es lo que impide una evolución y lo que lleva, irremediable y constantemente, a la humanidad a vivir ciclos en los que el agotamiento de recursos, el abuso de poder, la especulación, la falta de escrúpulos y la ruptura de conceptos como compromiso con los preceptos establecidos, suponen una y otra vez… una vulneración de derechos humanos.

Y es que no existen muchas diferencias entre los seres humanos y los animales… el pez grande siempre se come al chico y los poderosos silencian a como de lugar, a todo el que se empeñe en hablar o rechazar abiertamente, el abuso de poder que impide el desarrollo de las sociedades.

No debemos olvidar a George Washington Nelson Mandela, a Mahatma Gandhi… ellos también lucharon activamente y se convirtieron en disidentes del régimen político que les toco vivir… y es por ellos por lo que la naturaleza humana está obligada a evolucionar, a respetar… y a dar por terminadas las situaciones más incomprensibles a las que aún nos enfrentamos.

Esta entrada fue publicada en Sin categoría y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>