Suma y sigue en la campaña

Los candidatos presidenciales siguen estrechando manos, vendiendo ideas y repartiendo sonrisas manufacturadas por las cuatro esquinas del país. Así es que la política colombiana hierve de fiebre democrática, bulle en el caldo de las promesas electoralistas.

Pragmático y paternalista, Mockus saca a predicar su verbo esquivo y protocolario en Buenaventura. Y la audiencia gira al sol lituano con la perplejidad del alumno que escuchamockus_bailando hablar de hermandad patafísica y racionalismo afrancesado.  Amigo de todos, Mockus huye de polémicas y controversias, elude enzarzarse en discusiones y apuesta por el poder alquímico de la palabra.

Juan Manuel Santos, a su vez,  se deja ver por Neiva, subestima deslices del pasado y le suelta a un periodista la soberana sandez de que su superioridad con respecto a Mockus reside en el hecho de que tiene fe en Dios.

Por otra parte, las FARC han hecho acto de presencia en la campaña con el fin de desacreditar al conjunto de candidatos y así enturbiar el proceso democrático. Ya pueden decir misa porque, en tanto que terroristas, no saben usar más lenguaje que el de las armas. Poco importa lo que tengan que decir a propósito de la política.

Esta entrada fue publicada en Colombia, Guerrillas y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>